No solo un turista…

No tenía planeado hacer este tipo de post, pero el reciente terremoto en Nepal y la cantidad de amigos/conocidos que en algún momento han sido voluntarios allá, me inspiró y recordó mis propias experiencias como voluntaria en Perú y Nueva Zelanda, y lo importante que es promover este tipo de viajes.

¿Por que viajar de voluntario es esencial? porque conocer un lugar como turista está bien, de hecho la vas a pasar genial, pero viajar de voluntario le da un valor aún mayor a tu travesía, y con ello te llevas una experiencia que nunca podrás olvidar.

Team friends

Voluntaria de ESTC

Voluntaria de ESTC

Mi historia

A finales del 2010, cuando andaba en búsqueda de un cambio en mi vida personal y profesional, decidí cumplir mi sueño de conocer Nueva Zelanda.

Viaje Lima - Auckland

Desde los 90s en Perú recuerdo las bolsas de leche Anchor, que tenían la promoción de mandar tus bolsitas para ganarte un viaje a este lejano país. Cuando mi mamá elegía comprar Anchor en vez de Gloria, yo hacia todo lo posible para mandar mis bolsitas soñando ganarme el viaje. Por alguna razón y sin saber mucho sobre este país, Nueva Zelanda me parecía un lugar intrigante y maravilloso.

Leche Anchor

Pero esta vez yo no quería ir solo de viaje, quería hacer algo más, necesitaba hacer algo más, así que años (por no decir décadas) después de haber mandado mis bolsitas, mientras buscaba programas de voluntariado en conservación, un tema que siempre me ha fascinado, me di con el programa de Global Volunteer Network (GVN) en la isla norte de NZ.

GVN es una linda organización que trabaja con proyectos específicos en diferentes países. Los voluntarios pagan por viajar para conocer lejanos paraísos y al mismo tiempo se llevan consigo la hermosa experiencia de ayudar y ser gestores de cambio. Los programas de GVN son variados, desde ayuda social, como hice yo en Perú, o de conservación, como la que elegí en el 2010 en Nueva Zelanda.

* Para saber más sobre los programas disponibles en GVN haz click aquí.

Mi plan

Viajar y ser voluntaria dos semanas con GVN, en la zona de Wellington (isla norte) para desconectarme unos días y conectarme a la tierra, para luego tomar 2 semanas de viaje por el resto del país (haré otro post sobre esta parte del viaje pronto).

Wellington, isla norte

Wellington, isla norte

En estas dos semanas del voluntariado aprendí mucho sobre conservación de plantas nativas, sobre la historia de estas islas, el impacto de especies invasoras y sobre la geografía del lugar. Cada día teníamos un programa diferente, que además para mi felicidad, involucraba pequeños treks o caminatas a las zonas protegidas.

Karori Santuary – Control de especies invasivas para proteger al Kiwi (ave)

Karori Santuary – Control de especies invasoras para proteger al Kiwi (ave)

East Harbor Parque Regional – control de especies invasoras

East Harbor Parque Regional – control de especies invasoras

La casa de voluntarios en Lower Hutt, Wellington

La casa de voluntarios en Lower Hutt, Wellington

Este voluntariado fue una experiencia indescriptible que hasta el día de hoy me hace sonreír, con full manos a la obra, inmersa en la naturaleza, y donde conocí gente maravillosa… Además, no toque mi computadora en 15 días, fue espectacular.

NGA Manu Nature Reserve – trabajo para recuperar las lagunas, habitad natural de varias especies nativas

NGA Manu Nature Reserve – trabajo para recuperar las lagunas, habitad natural de varias especies nativas

Rimutaka Forest Park

Rimutaka Forest Park

Rimutaka Forest Park – mapeo y mantenimiento de la zona para caminos de trek

Rimutaka Forest Park – mapeo y mantenimiento de la zona para caminos de trek

Esta experiencia me conectó personalmente con el país y al empezar ya mi viaje de “turista” en las últimas dos semanas, tuve una perspectiva totalmente distinta del lugar que si no hubiera hecho el voluntariado; honestamente creo que lo disfruté mucho más.

Eastbourne – Limpieza y recuperación de áreas costeras protegidas

Eastbourne – Limpieza y recuperación de áreas costeras protegidas

Nga Uruora – Recuperación de flora nativa

Nga Uruora área reservada

Nga Uruora – Recuperación de flora nativa

Nga Uruora – Recuperación de flora nativa

El hacer voluntariado tiene otro lado bacán, que es la amistad. Al estar en un grupo en donde todos están no solo en el mismo plan, sino que tienen los mismo intereses, uno conecta súper rápido con la gente. Tanto los locales como mis amigos voluntarios, que venían de diferentes países, hicieron esta experiencia súper interesante y divertida, e inclusive varios de estos son mis amigos aún hoy en día. Una de ellas en particular, Eliza, me animó a involucrarme con el programa en Perú:

PERU – Haciendo obra en casa

En Perú tuve la oportunidad de trabajar nuevamente con GVN, a través del programa Eat So They Can en Cusco, donde tienen proyectos de apoyo a escuelas, la beca Peruvian Promise, el programa de empresa para madres Mamacha Quilla, orfanatos, y comedores, tanto cerca de la ciudad de Cusco como en las afueras del Valle Sagrado, como es el caso de Pampallacta.

Escuela en Pampallacta

Escuela en Pampallacta

Programa de becas y educación Peruvian Promise

Programa de becas y educación Peruvian Promise

La experiencia con el Eat So They Can fue especial porque no solo fui personalmente a conocer los programas, ver como funcionan y ver el cambio positivo que estos producían en la comunidad, sino que las visitas involucraban llevar las donaciones y establecer objetivos. Esto hizo darme cuenta no solo cuanta ayuda se necesita constantemente, sino el valor de un trabajo con visión e impactos reales. La sensación de que hay mucho por hacer puede ser frustrante, pero también te da ganas de hacer más, prende una chispa especial en los voluntarios.

Primera generación becada para estudios superiores Peruvian Promise

Primera generación becada para estudios superiores Peruvian Promise

Escuela de negocios para madres Mamacha Quilla

Escuela de negocios para madres Mamacha Quilla

Programa de nutrición en Pampallacta

Programa de nutrición en Pampallacta

Soporte a escuela con materiales y nutrición en Pampallacta

Soporte a escuela con materiales y nutrición en Pampallacta

Además de las visitas, el voluntariado requería hacer fundraising para estos proyectos. Esto fue el real reto para mi. Aprendí a pedir ayuda, no solo para donaciones sino también para organizar los eventos en si. Además, el hacer esto me devolvió la fe en la sociedad, porque la colaboración, entusiasmo de amigos, compañeros de trabajo, conocidos y desconocidos fue realmente asombrosa. El primer año fue una cosa chiquita en mi casa, el siguiente año en el restaurante Pescados Capitales, quienes donaron no solo el espacio sino el servicio, con donaciones de diferentes marcas y con rifa de premios de arte y todo. En este evento (puedes ver los datos aquí) las donaciones se multiplicaron, la gente conoció el proyecto y creo, espero, haber inspirado la chispa del voluntariado en más de una persona. El impacto en mi y en los demás, fue positivo y eso es lo más importante.

Evento Eat So They Can en Pescados Capitales - Lima

Evento Eat So They Can en Pescados Capitales – Lima

Entrega de premios de rifa por donaciones

Entrega de premios de rifa por donaciones

Creo que es esencial tener la experiencia de hacer un viaje de voluntariado, aunque sea una vez en tu vida. Ya sea por el colegio, universidad y privado como lo hice yo, pero hacerlo de todas maneras, y si se puede hacer más tiempo o más veces aún mejor. Si tienes un hijo/hija jóven, saliendo del colegio o en la universidad que quiere viajar, anímalo(a) a hacer una viaje de voluntario, porque le cambiará la vida para mejor y puedo asegurarles que nunca lo olvidarán.

En este link pueden ver testimonios de voluntarios que han trabajado en GVN,

En Estados Unidos es popular hacer el Peace Corps, que es una alternativa muy linda (y todo el que he conocido ha tenido una experiencia increíble), pero que requiere un compromiso de 2 años. Sin embargo hay otras, miles, de opciones como son las de Global Volunteer Network, World Wide Fund, Conservamos por Naturaleza (Peru), Volunteers for Peace, entre otros. Aquí algunos artículos que les pueden ser útiles:

Top Ten Volunteer Vacations, por National Geographic

10 of the Best Volunteer Abroad Organizations, por GoodNet

Top 10 Volunteering Trips, por The Guardian.

Trail restoration trip to Peru, por REI

Si vives en Perú y no quieres viajar fuera, una opción es Conservamos por Naturaleza. Puedes ver su lista de proyectos con necesidad de voluntarios y otras oportunidades

También hay formas de elegir agencias de viaje que crean impactos positivos, como Good Travel.

Si quieres hacer una donación para ayudar a los afectados en el terremoto de Nepal, aquí listo algunas buenas opciones:

Anuncios

Quillabamba y Santa Teresa

Uno de nuestros últimos fines de semana en Cusco, decidimos irnos a Quillabamba. Tomamos 4 días libres y manejamos hasta allá. El viaje en carro (por una carretera nueva en buen estado) tomó 6 horas, viajando con calma y parando a disfrutar del paisaje. Es una carretera con muchas curvas, subidas y bajadas bastante dramáticas así que hay que ir con cuidado, pero el paisaje pasando por el “Abra de Málaga” es una belleza:

quilla1

En el camino, vimos unos ciclistas y parece que hay empresas que hacen tours en bici desde Ollantaytambo hasta Santa Teresa en bici, lo cual suena súper divertido. Si tienen tiempo, lo recomiendo porque se veía como un paseo espectacular! mucho mejor que ir en carro…

El camino a Quillabamba es precioso, porque uno pasa desde las montañas del valle de sierra, a unos paisajes llenos de vegetación de la “ceja de selva”. A mi gusto, la ceja de selva es la zona más linda del Perú, pero el problema es la falta de accesibilidad… esto está cambiando poco a poco así que quien sabe…quizá algún día termine viviendo en Quillabamba jaja

quilla2

El área de Quillabamba es famosa por la producción de café. Irónicamente cuando uno va a un cafe a pedir uno, el cafe es bastante feo porque no es fresco sino que lo pasan temprano en la mañana y durante el día lo ofrecen con agua. Recomiendo en todo caso comprarse cafe de las productoras locales, que uno puede ver a lo largo del camino secando el cafe, y llevarlo a su casa para pasarlo como debe ser. Disfruten que el café de esta zona tiene un sabor como a chocolate delicioso!

La ciudad de Quillabamba es muy linda, con una plaza llena de flores y varios parques. Al rededor de la ciudad hay varias cosas que hacer, dependiendo del tiempo disponible. Nosotros al tener 1 día ahí, decidimos ir a pasear en carro a los alrededores y visitamos la catarata “Siete Tinajas”, donde la dueña del local además vende un delicioso chocolate y cafe sembrado en sus tierras:

quilla3

De regreso de Quillabamba, decidimos parar en Santa Teresa una noche y visitar las famosas aguas termales. La carretera a Santa Teresa es una locura! de las más peligrosas que he visto en mi vida, así que fuimos con muchos nervios… Las aguas termales de Santa Teresa son buenísimas, agua transparentes, todo súper limpio y hay varias piscinas con diferentes temperaturas:

staTeresa

sta

Trek al Ausangate y Montaña Ccampa

Image

Durante nuestra estadía en Cusco, decidimos que íbamos a darle prioridad a conocer el área y hacer la mayor cantidad de caminatas y treks posibles. Tratamos también de buscar lugares para hacer pesca con mosca (fly fishing) pero eso si fue bastante más complicado. A través del “American Explorers Club” decidimos hacer una versión corta del trek Ausangate y trepar la montaña Ccampa (5500 msnm).

El guía para este trek fue Adrian  Cahuana. Adrian organiza treks para el club y también privados. El y su hermano fueron los guías y se encargaron de todo el equipo necesario. Para trepar montañas es sumamente importante ir con un buen guía y recomiendo que hagan cierta investigación antes de aceptar ir con una agencia y/o guía específico. Adrian fue un buen guía, mi única crítica es que la trepada a Ccampa estaba catalogada como “fácil”, sin necesidad de experiencia en montañismo. Si bien es cierto, esto es en cierta forma correcto, pienso que debió ser catalogada como fácil-medio o medio suave… porque subir en nieve con crampones, saber técnicas de como sujetarse en caso resbales y la altura, son elementos que pueden ser peligrosos sin la experiencia necesaria.

Otro gran dato para guías de montaña es Camycam, una organización de aficionados a montaña que cuenta con guías experimentados y profesionales. Ellos mismos organizan treks, caminatas y montañismo por lo que pueden sumarse a alguno de los viajes planeados.

Para este trek, hicimos 4 días de caminata, que además fue espectacular ya que el paisaje al rededor de la montaña Ausangate (6.372 msnm) es increíble. Hicimos dos días de caminata hasta el campamento 1 para empezar a trepar Ccampa en el día 3 antes del amanecer. Trepar Ccampa fue difícil, pero muy gratificante. Empezamos a caminar de noche y en la subida, ya empezando la nieve, empezó a amanecer, lo cual nos dio el privilegio de ver el valle desde muy arriba en un día despejado. Cabe decir que del grupo que fue, fui la UNICA CHICA en llegar a la cima 🙂 y debo decir que es una experiencia única en la vida, estar arriba, en la cima de una montaña de más de 5000 metros de altura, con el Ausangate al costado, viendo los glaciares, el valle y las montañas al rededor…. te quita el aliento:

ausangate2— vista desde la cima —

ausangate1

— durante el trek —

ausangate3

— de regreso, las cosas divertidas que se encuentra uno en el camino…

Viviendo en Cusco, Peru

Al empezar nuestra vida como “nómadas digitales”, decimos empezar por Cusco, Peru. No sólo porque nos atraía mucho la idea de vivir en Cusco un tiempo, sino porque se nos era más fácil y  barato. Además que la mayoría de mis clientes están en Peru, por lo que era muy conveniente…

Image

Comparada con otras ciudades del Perú (excepto Lima), Cusco es un poco caro, si es que piensa vivir como turista… Nosotros decidimos vivir ahí por 4 meses, llevando una vida relativamente sencilla, pero llena de actividades. Le sacamos el jugo a la experiencia, aprovechando los tiempos libres para hacer caminatas, actividades de aventura y viajar a diferentes lugares en el área, difíciles de conocer cuando uno va sólo unos días como turista.

Cusco además, estaba a sólo una llamada o viaje corto en avión de mis clientes en Lima, así que no hubo mucho problema. Más bien, tuvimos la oportunidad de no sólo hacer nuevos amigos, sino también conseguir nuevos clientes allá.

Para llegar a Cusco manejamos desde Arequipa. Esto lo recomiendo muchísimo porque los paisajes en el camino son increíbles…cosa que nunca llegas a ver desde un avión. Además, si vas por tierra puedes parar en Puno (con un pequeño desvío) y puedes ver varias ruinas pre Incas e incas en el camino, como Raqchi que es espectacular:

Image

Conseguimos un departamento bastante cómodo en el barrio de San Cristobal, a 5 minutos de la plaza (de bajada, pero como 15 de subida ufff…). El departamento nos costaba S/.910 (aprox. $340)al mes con todo. Lo único que tuvimos que pagar extra fue internet para poder trabajar. Como muchas de las construcciones en Cusco, era frío en la tarde y noche, cuando el sol se oculta… pero esto se resolvió fácilmente con unas buenas mantas, una calefacción a gas portátil y buena actitud…además de vino y chocolate caliente! La estufa a gas la vendimos cuando nos fuimos casi al mismo precio, así que ni siquiera fue un gran gasto.

El departamento estaba ubicado en la colina de San Cristobal, cerca del templo, por lo que teníamos una vista espectacular de la ciudad y de las montañas, inclusive desde nuestra cocina-oficina:

Image

La mejor decisión que tomamos en Cusco fue hacernos miembros del SOUTH AMERICAN EXPLORERS CLUB in Cusco (www.saexplorers.org). Si eres nuevo en Cusco y te vas a quedar unos meses, lo súper recomiendo! Es un súper buen club donde hay muchísima información sobre treks, mapas, opciones de viaje, etc. Además que hicimos un lindo grupo de amigos ahí. La casa-club es bastante cómoda, hay una biblioteca con wifi para los miembros y siempre tienen actividades divertidas para hacer, desde talleres, hasta aventuras de fin de semana, y Trivia nights en bares. The South American Explorers Club tiene casa-clubs en varias ciudades de Sudamerica como Buenos Aires, Quito y Lima.

Durante la semana teníamos una vida bastante tranquila, pero aprovechamos para experimentar la vida en Cusco yendo al mercado y probando diferentes lugares para comer, desde menús diarios hasta restaurantes increíbles. Nuestro horario de trabajo siguió siendo el mismo de lunes a viernes (9am-7pm), pero los viernes tratábamos de salir temprano para aprovechar el fin de semana para viajar y poder ver lugares como estos:

Image

(vista desde la Vía Ferrata y Zip Line por Natura Vive)

Image

(Pomacanchi y las cuatro lagunas)

Uno de los libros que utilizamos mientras estábamos allá, como guía fue el libro de Rafo León “Guía de la Región Cusco” que es bastante entretenido y tiene muchísima información sobre rutas interesantes, no tan típicas.

Otra opción es la guía de Moon “Cusco y Machu Picchu” (affiliate link).

En cuanto a nuestros lugares favoritos para visitar cerca de Cusco están:

  • Andahuaylillas
  • Pikillacta (ruinas Wari saliendo de Cusco)
  • Niños Hotel Hacienda, Huasao-Cusco: Este lugar fue muy especial. Fuimos para mi cumpleaños. El área, las vistas y el hotel son increíbles. Además Niños Hotel, hace una labor social muy linda en Cusco. Para más información sobre su labor hagan click aquí.
  • Puente de Q’eswachaka: un puente que aún se reconstruye con las técnicas incaicas de hace más de 100 años. El paisaje es espectacular, con un cañón de roca oscura y el río color turquesa. Para más información y saber las fechas de la reconstrucción del puente hagan click aquí.
    534228_992406472707_1891394079_n
  • La ciudad: si tienen la oportunidad de pasear por la ciudad y simplemente disfrutarla, vale la pena. Hay museos interesantes como el MAP, casonas y paseos, está el Museo del Chocolate que ofrece talleres y charlas, y cafés entretenidos. El aire de Cusco es mágico.
  • Pisac
  • Machu Picchu:
    machu

En cuanto a lugares donde comer, nuestros favoritos fueron:

  • Un lugar de pizzas semi-secreto que no tengo el nombre, pero pueden intentar buscarlo entre las calles Ruinas y la calle de la piedra de los 12 ángulos.
  • La Cicciolina: no sólo para comer, sino para un trago en el bar y los desayunos son espectaculares.
  • Cafe Restaurant Aldea Yanapay: se come muy rico y todo consumo va a causas sociales. Si van con niños es perfecto ya que tienen muchos juguetes y cosas para mantenerlos entretenidos.
  • Jack’s Cafe: recomiendo la limonada con muña…
  • Los Perros: uno de mis favoritos, aunque siempre anda full
  • El Huacatay (Valle Sagrado): lindo lugar y se come riquísimo.
  • Pachapapa: la casona es espectacular y se come increíble… uno de los más lindos de Cusco a mi gusto.
  • La Granja de Heidi: pidan el té de la felicidad.
  • Les doy un dato: casi al lado de Jack’s Cafe, hay una barra de comida orgánica. No es restaurante, sino sólo una barra, pero la comida es espectacular y a buen precio.
  • Cafe Ayllu: si quieren la experiencia local. Los cafés son muy ricos.

458297_967688482757_96366340_o

— una de las sorpresas que ofrece Cusco durante la semana —

sunset

— un atardecer con la catedral de Cusco —